Skip to content

Los cuidados de la piel en verano: uso de mascarilla y antibacteriales

Comparte:

Escrita por el Dr. Humberto Costa, Dermatólogo de la Clínica Anglo Americana.

El uso de mascarillas y antibacteriales se han convertido en elementos imprescindible para protegernos del coronavirus. Sin embargo, aunque debemos de ser conscientes de su importancia en cuanto a la prevención, su uso prolongado puede afectar la piel de las manos y del rostro, que es especialmente más sensible.

Por ese motivo, te brindamos los siguientes consejos para cuidarla este verano, sin dejar de usar la mascarilla y el alcohol o antibacterial para desinfectarnos.

  • Mascarilla: Una de las consideraciones a tener en cuenta reside en que las mascarillas tienen varios efectos sobre la piel. Cuanto más oclusiva es la mascarilla, mejor realiza su función, pero es más probable que produzca rozaduras pasajeras en el dorso nasal, las mejillas o detrás de las orejas. Su uso puede empeorar afecciones como acné, rosácea y dermatitis seborreica. Esto ocurre particularmente en mujeres que no usan jabón para lavarse la cara y que se aplican cremas humectantes y maquillaje, ya que el exceso de grasa puede ocluir los poros e inducir a una erupción similar al acné, que igualmente empeorará por el uso prolongado de la mascarilla.Además, con las altas temperaturas que tenemos en nuestro país, la sudoración es inevitable. Para ello, puedes optar por llevar contigo pañuelos de papel para secar tu rostro y evitar que se acumulen bacterias en esa área. Recuerda que si tu mascarilla es reutilizable debes lavarla constantemente.
  • Alcohol y antibacterianas: Se ha convertido en nuestro aliado frente a la coyuntura y solemos aplicarlo muchas veces al día lo que genera en tu piel consecuencias como sequedad, picazón y enrojecimiento. Además, al exponernos al sol con estos productos pueden aparecer irritaciones.Para mejorar los problemas que ocasiona su uso, se recomienda usar jabones de pH bajo que son menos irritantes, y aplicar cremas humectantes para restaurar la grasa natural de la piel. Sin embargo, recordemos que la primera opción siempre será lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos.

A pesar de que estas recomendaciones son para prevenir la propagación del COVID-19, no debemos dejar de lado la protección contra la radiación solar. Durante estos meses de verano se recomienda que se utilicen protectores solares con SPF 50+, aplicarlo 30 minutos antes de la exposición y repetir su aplicación cada 2 horas aproximadamente, si fuese necesario.

En caso cuentes con alguna de estas características es importante que un doctor especialista en dermatología te examine para determinar la gravedad de tu caso y te brinde un tratamiento acorde a tus necesidades. Recuerda que no debes automedicarte.

Deja un comentario





Archivos

Scroll To Top